domingo, 10 de marzo de 2013

Iberia pierde y British gana

5 marzo 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo
No es nada nuevo. Los números vuelven a ratificar lo que sabemos desde hace tiempo. Hoy hemos sabido que IAG, nombre del holding resultante de la fusión de Iberia y British Airways, transportó casi 7,5 millones de pasajeros en los dos primeros meses de 2013, con un incremento del 3,4 % en relación a igual periodo del año anterior.
Lo que nos interesa son los números de Iberia y vemos cómo sigue perdiendo tráfico. La compañía redujo su capacidad un 11,8 % y el tráfico medio cayó un 15,3 %, mientras que su hermana mayor creció un 0,7 % y mejoró su tráfico un 5,2 %, leemos en la publicación especializada Hosteltur, que se hace eco de la comunicación enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
British gana e Iberia pierde. Nada nuevo en los cielos de la aeronáutica comercial
IAG insiste en que el ERE que afecta a 3.807 personas de la compañía española, forma parte del transformación de la compañía, cuyo objetivo es introducir cambios estructurales permanentes para detener las pérdidas y crecer de forma rentable en el futuro”. El personal no lo ve así y siguen las huelgas y las manifestaciones. Y, ahora, pendientes, hasta cierto punto, de lo que diga el mediador. Pero la situación pinta mal.
La maldición parece haberse cernido sobre la compañía española. Algo que lamentamos profundamente. Un conflicto que, como ha reconocido la ministra Ana Pastor, la falta de acuerdo es malo para todos. Empresa y trabajadores “están obligados a entenderse y, por lo tanto, tienen que avanzar en ese entendimiento”, insistió. No es empeño fácil y menos cuando 3.807 personas tienen un pie en la calle, por no decir los dos.